VirgenBlanca

La historia

60 Años en unas pocas líneas...

Algunas cosas permanecen para siempre, los recuerdos, las historias, las emociones, los amigos.

El viejo cartel del campamento

El Campamento Virgen Blanca, recoge la actividad iniciada en el año 1952, habiéndose celebrado sesenta aniversario en el verano del 2012. Es una obra de proyección de Jóvenes de Acción Católica General, de la Diócesis de Zaragoza, y su funcionamiento esta encomendado a una Comisión Gestora.

En el año 2007, por parte del Gobierno de Aragón, recibimos una mención especial en los III Premios Juventud. Aparte de sus instalaciones, también trata de servir a una oferta educativa que tenga en cuenta ciertos aspectos que forman parte de la filosofía que ha servido para mantener el Campamento Virgen Blanca.


A lo largo de estos sesenta años, más de 1300 han aportado su colaboración como educadores. Hasta hoy, han pasado por el Campamento unos 35.000 jóvenes y adolescentes desde su fundación en el año 1952.


Toda esta participación y sobretodo a partir del año 1980, en una buena parte ha sido canalizada a partir de diferentes asociaciones y entidades de carácter juvenil y social, que han utilizado las instalaciones del Campamento Virgen Blanca, para desarrollar su actividades de verano.

Podemos afirmar que han sido más de cincuenta asociaciones, algunas de ellas repitiendo en diferentes veranos, las que han utilizado nuestras instalaciones a lo largo de los últimos años.

El viejo cartel del campamento

Donde ha estado

Destacar que desde sus inicios, el Campamento Virgen Blanca, siempre ha sido gestionado por jóvenes, tanto vinculados al Movimiento de Jóvenes de A. C., como interesados en las actividades del tiempo libre, naturaleza y montaña. Durante estos sesenta años, ha recorrido.

  • 1952, en Monlora (Zaragoza)
  • 1953 y 1954 en Aragües del Puerto (Huesca)
  • 1955, en Rioseta (Huesca)
  • 1956 a 1965 en el Valle de Pineta (Huesca)
  • 1966, hasta la fecha, en el Bal de Chistau (Huesca)

Valores

Durante estos sesenta años, el Campamento Virgen Blanca, ha tratado de potenciar valores solidarios y el amor y conocimiento de la montaña, habiendo sido en algunos momentos escuela de libertad y respeto por las diferentes opciones de las personas. También ha sido avanzadilla en cuanto a planteamientos pedagógicos, apostado en su momento por la pedagogía activa, la coeducación y todo aquello supone el avanzar en la educación en el tiempo libre.

El viejo cartel del campamento

Desde sus inicios el campamento siempre ha estado ubicado en la alta montaña, lo que ha servido para despertar en los acampados una afición por la actividad montañera, que luego han desarrollado a través de diferentes clubes de montaña.